viernes, 15 de octubre de 2010

Daría mi vida por que siguieras así siempre. Que ese día durara para siempre, que miraras siempre a la cámara con esa mezcla de indiferencia y tristeza, que siguieras viendo con extrañeza esa manía del ser humano por hacer de cada momento algo eterno, para vencer a la muerte. Que nunca conocieras a la muerte, o tan solo su faceta de merecido descanso. Que nunca te arrepintieras de nada, que nunca la fría puñalada de hacer algo mal, o peor aún, de hacer algo malo a alguien. Que esos labios no probaran ningún último beso, que nadie te acariciara las mejillas lamentando no volver a verte. Que sobre ese pecho solo caiga crema protectora en verano, y vicks vaporubs en invierno, pero nunca lágrimas. Que nunca sintieras que algo se rompía dentro de él. Que alguien esperara siempre tus pasos, que alguien juegue siempre contigo. Que alguien siempre te coja, te abrace, te columpie. Que alguien siempre te lleve a caballito, y que nunca sepas qué es el reuma, o la ciática. Que alguien te extienda la toalla cuando haga viento, y te deje un paraguas cuando llueva. Que siempre seas lo mejor del mundo para alguien, y que lo oigas tantas veces que pierda su significado. Que solo llores al cortar una cebolla, ni siquiera de felicidad. Que tus aventuras, que tus imaginaciones, siempre tengan más valor que el periódico. Que nadie discuta nunca delante de ti, porque teniéndote ahí no tiene sentido el dolor. Que nunca tengas granos, barba que afeitar, o costras que dejar caer. Te desearía que permanecieras para siempre en esa playa, que vivieras siempre un fresco día de agosto. Te desearía que nunca sufrieras, pero entonces nunca llegarías a vivir.

4 burradas:

Luuu dijo...

Cómo se nota cuando uno escribe de corazón,...precioso

Anónimo dijo...

me ha encantado...como casi todo lo que escribes. Ningún comentario estaría a la altura de este texto :)

Gory89 dijo...

Después de leer lo que has escrito, cualquier cosa que te ponga quedará mal...

Como dice Lu, cuando se escribe con el corazón... salen estas cosas... sobre todo desde un gran corazón como el tuyo.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Esa misma fotografía quizás nos dé una única y fuerte identidad, lo deseo de todo corazón.
Un abrazo. PKS.

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.