domingo, 20 de diciembre de 2009

Clávate ese cuchillo, puedes estar tranquila de que yo te curaré. Salta, bebe, vive, deslízate por todos los toboganes que te brinde la vida. Siempre podrás contar con la ayuda de tus amigos, siempre habrá un cinturón que te sostenga, una manta donde acurrucarte y dormir sonriendo, sabiendo que hace frío, pero tú no lo sientes. Desafina en los karaokes, escupe a la cara de los que pasan, ponte el mundo por sombrero y luego arrójalo al primer banco que veas. No te preocupes de nada, porque tienes amigos, y tus amigos serán la luz que veas cuando cierres los ojos, la mano que te busca entre el fango y los cadáveres. Las palabras surgen, las conversaciones duran, y todo simplemente porque son tus amigos, y son partes de tu vida, partes de tu alma encarnadas en otros cuerpos, otros cuerpos que te dejaron partes de sus almas. Un diamante que contiene retazos de gema y rubí, de incienso y de literatura. Un diamante forjado en las entrañas del dragón, que relucirá por siempre en el más oscuro temor. Porque los diamantes se forman tras demasiados años como para comprobar el proceso. Porque los diamantes son los más duros, pero también los más hermosos.

5 burradas:

Luuu dijo...

Cuesta encontrar a alguien que te haga creer que va a estar para sujetarte, que realmente es tu cinturón, tu verdadero diamante. Aún así, he perdido la fe en la amistad, porque siempre te acabas manchando los pies de barro cuando te tiras del tobogán.

anonimo dijo...

Porque hay muchos seguidores de vuestro blog que no opinan pero si leen =D



PD: Quierooo mi unicornio!!

Mig dijo...

Espero que esa última frase no sea tuya porque si lo es te me fo a-loperrito.

Quizás lo peor de la amistad diamante es que, por seguir con la metáfora, hay que mirar muy detenidamente para distinguir los diamantes falsos de los verdaderos (hay muy buenas imitaciones) y que ambos tienen muchas caras.

Te firmo porque acabo de firmar a Lucía y me siento mal, pero es que me da vergüenza comparar mis comentarios cuchara con tus parrafadas.

Gory89 dijo...

La amistad es algo delicado y preciado... y estoy con Mig en que hay muchas imitaciones buenísimas de diamantes... gente que crees que es tu amigo/a, y que nunca te va a a fallar y que luego te da la patada.
Desgraciadamente a mi ya me ha pasado muchas veces, pero aún así, sigo dándole mucha importancia a la amistad...
Encotrar diamantes como tú no es fácil, por lo que no sabes lo afortunado que me siento de haberte encotrado en mi camino.
Un abrazo enorme Santi!!

Marina dijo...

A veces, tras cavar y cavar encuentras diamantes en bruto, solo necesitan pulirse un poco, confianza, apoyo, cariño, risas....Cuesta encontrarlos, cuesta pulirlos, pero merece la pena :)

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.