martes, 7 de diciembre de 2010

Que no se quede en el camino,
quien te enseñó a volar.

Que no sea una historia que contar,
una nana al borde de la cuna,
que siempre sea un beso más,
otra cara sonriente entre la multitud.

Que no construyan altares
para quien te enseñó a volar.

Que no sea el jardinero que plantó el árbol
y lo mimó aún tierno,
sino quien recoge los frutos,
quien lo poda cada invierno.

Que no languidezca en una fotografía
sonriente quien te enseñó a volar.

Que no sea el escritor de tu novela,
quien decidió cada palabra;
siempre quien lee ese libro de noche,
la voz que improvisa cuando la trama no marcha.

Que no sea un amuleto al que aferrarte,
quien te enseñó a volar.

Que no sea tu maleta,
el bagaje
que te acompaña
en cada viaje,
sino tu abrigo,
tus botas de montaña
y tus chanclas.

Que no sea una ausencia
quien te enseñó a volar.

Que no sea una excusa, una retirada a tiempo.
Que sea tu sonrisa, tus besos y tus abrazos,
que sea ese ramo de flores que nadie esperaba,
una carta que llega cuando más lo necesitas.
Chistes cuando todos lloran, caricias, confidencias,
y miradas que nunca se traducirán en palabras.

Que quien te enseñó a volar vuele por siempre contigo,
porque esa es la última lección:

quien te enseñó a volar es quien te hace volar.

2 burradas:

Anónimo dijo...

Solo en el verdadero amor existe la plena libertad..

Gory89 dijo...

Al leer el título de la entrada creía que se trataría de la letra de la canción de ND... pero mejor que no haya sido así. Bonita entrada =)

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.