domingo, 16 de enero de 2011

Ríe. Cuando te mueras, ríe. No para que los demás te envidien, sino para que los demás quieran reír también. Cuando languidezcas en un callejón, ríe. No espantarás violadores ni ladrones, pero la fiesta seguirá, y ese pasillo a los infiernos será solo un paréntesis de una noche con sol. Cuando te pateen la cara, ríe. Golpearán con más fuerza, pero tú vencerás. Que les jodan a todos los que hablan mal de ti, en tu cara o en tu espalda, porque ellos ya han muerto. Ellos llegan a casa, y no tienen quien les abrace, salen de fiesta y no tienen quien se quede con ellos un rato más, o que se pierda y regale intimidad. Dicen que aman, que sufren, que las noches son eternas cuando median entre la luna y la guitarra. Ellos también dicen que saben reír, que son maestros del humor, y que disponen de todo. Pero desconfía, porque como puedes ver, su sonrisa no es sincera, es una daga que espera oculta en el antebrazo. Cuando no sepas si alguien es sincero. Cuando no sepas si alguien se merece tu atención, tu desvelo. Cuando pierdas el camino, y las caras sean caretas, ríe. Tranquilo, sin ocultar tu muela cariada ni tu diente torcido. Pero qué te voy a contar a ti, si no has cumplido los dos años, y todavía no te han salido todos los dientes. Ríe, solo porque es más divertido que llorar.

3 burradas:

Marina dijo...

ríe hoy porque mañana puede ser peor...

qué narices!y ríe porque si!sin razón, sin sentido, sin gracia y sin motivos...
pero no rías para que los demás vean que eres realmente feliz, simplemente hazlo porque lo eres (parece que en vez de hablarte a ti me hable a mi misma...)

que nadie apague tu risa :)

Gory89 dijo...

Smile =)

Anónimo dijo...

Ríe para que otros rían cuando estén tristes y te hagan reír a ti cuando tú lo estés.

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.