jueves, 27 de septiembre de 2007

Hoy vengo a hablaros de historia, pero de la historia que se está escribiendo en este mismo momento y desde hace ya 10 días: la llamada revolución azafrán, una serie de protestas antigubernamentales en Myanmar, la antigua Birmania, que tienen como objetivo protestar contra las injusticias que está cometiendo el régimen actual. El nombre de esta revolución se debe al color naranja de los hábitos de los monjes budistas que encabezan las manifestaciones desde el día 18 de septiembre. Es una noticia que desde mi punto de vista no está recibiendo la atención que se merece, porque un pueblo que lucha por su libertad siempre merece el apoyo de todos. Además, ayer por la noche vi un video que me emocionó (que lástima no encontrarlo): los gobernantes habían colocado a algunos soldados cerca de los conventos donde duermen los monjes que lideran las manifestaciones, esperando que tuviesen miedo, o que por lo menos comenzasen una pelea para poder detenerlos. Pero los monjes, muy sabiamente, decidieron no responder a las provocaciones, y salieron de los monasterios. La imagen de una gran masa naranja, sin ninguna preocupación más que el bien de sus semejantes, atravesando pacíficamente la línea de los soldados mientras estos los miraban sin saber qué hacer posee una gran carga emocional y también moral, puesto que hay mucho que aprender de ellos. Sacrificarse por los demás es algo que casi nadie hace, pero además se controlan, saben que no deben sucumbir a la tentación de acabar con sus problemas inmediatos, siendo que más tarde vendrán más y peores. Es una gran lección, y espero desde lo más profundo de mi corazón que las calles se llenen de azafrán, de libertad, y de sueños que se hagan realidad. Recibid un saludo lleno de esperanza, pero también de con cierto miedo.

1 burradas:

sexydaisy dijo...

Recibe un gran abrazo. es muy lindo este mensaje, como dices ya ninguno queremos sacrificar nada por el otro. si tan solo empezaramos a vivir plenamente y tratar de ser felices. descrubiriamos que la felicidad que se nos ha negado hasta ahora, a estado en nosotros mismo siempre. y solo con alargar los dedos y hacer lo correcto pudieramos disfrutarla en nuestras manos. cuidate gracias por tu visita, que tengas un lindo fin de semana

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.