sábado, 15 de noviembre de 2008

Ayer fui al peluquero con mi padre, y en el coche sonaba una canción, It´s a heartache, de Bonnie Tyler. Mi padre comentó lo mucho que le gusta esa voz quebrada, y lo equiparó a su uso de los puntos suspensivos. A partir de ahí vino una conversación de las que siempre recordaré, sobre poesía y sentimientos. Comentamos distintos poemas, distintos autores, lo que a cada nos hacía llorar, lo que nos hacía sentir que este mundo era nuestro mundo. De fondo, Bonnie Tyler seguía sufriendo, pero nosotros ya estábamos lejos de allí. Podía ver un brillo en sus ojos al hablar del mundo, de su visión del otoño, de la ciudad, de la familia. Las farolas teñían la tarde de un tono dorado, como de olimpiada griega, alumbrada por la sempiterna antorcha. Si digo la verdad no recuerdo toda la conversación, pero siempre recordaré la emoción unida a ese diálogo, a esa canción, a ese viaje que dura ya 18 años. Es solo una etapa más del viaje, pero es una etapa de reposo, de aprendizaje para cuando lleguen los momentos duros. Es mi padre. Un abrazo

2 burradas:

Lorien Black dijo...

Es muy bonita esta entrada, de veras.

Quería comentarte algo sobre la pregunta de cuánto leo. Pos en realidad intento leer todo lo que puedo, pero en serio, al pasar días sin publicar una entrada junto todo lo que he avanzado y parece más de lo que es, en serio :)
Con respecto a Crimen y Castigo, lo leí hace dos o tres años, y a mi también me encantó, como el de Frankenstein. Me alegra que sea tu libro favorito, porque a mi, en su momento me impactó mucho.

Un saludo y gracias por comentarme, y repito, muy hermosa esta entrada, sí señor :D

Anónimo dijo...

Enhorabuena por la entrada.

Ha conseguido emocionarme como solo bonnie tyler sabe hacerlo.

Sigue escribiendo, pero sigue escribiendo con el corazón, y seguro que consigues llegar lejos.
:)


Fdo: Un humilde seguidor.

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.