jueves, 5 de marzo de 2009

Te miro, y te odio. Te ríes, y te odio. Vives, y te odio. ¿Te crees mejor? ¿Crees que a tu alrededor el aire es más puro? Ja. Lo único que tienes es una corte que besa donde pisas, que besa donde escupes. La sonrisa de tu boca parece grabada a fuego, es una mueca extraña, carente de vida. Y sin embargo, te revuelves en tu trono, inquieto. Sientes que algo falla, que algo no gira con tus engranajes. Sientes que los tuyos no te pertenecen, no te quieren, solo quieren alejarse de ti. Sientes que fuera hace sol, y la gente corre y salta, mientras tu te eriges señor de la oscuridad. En realidad, lo tienes todo. Dinero, respeto, alguien que te ama cada noche. Pero yo no lo tengo, y soy mejor que tú. No necesito dinero, tengo amigos que me invitan, que me ayudan. No necesito respeto, tengo cariño y amor, sentimientos puros. No tengo nadie que me ame cada noche, pero yo amo, y algún día todo será diferente. Soy tu enemigo, soy tu opuesto, pero me obligo a ser tu amigo, porque solo eso me hará mejor que tú. Pero por muchas monedas que arrojes, nunca seré como tú.

PD: Después de escribir esto, veo el peto de fiestas a mi lado, y solo eso me alegra. Hoy es la Cincomarzada, y es día de fiesta, conque más vale estar alegre, casi eufórico.

5 burradas:

Anónimo dijo...

Ese al que odias siempre te envidiara
por resistirte a el, por el hecho de ser quien eres. Pero ambos os necesitais, porque todos necesitamos un enemigo, la diferencia la marca, como tu has dicho, en la decisión de obligarse a ser su amigo o no.
Ignotus.

Luuu dijo...

Santi, me gusta cuando te enfadas porque estás como presente. Los enemigos también se merecen un hueco entre nuestros blogs, odiarles no es lo contrario de amarles porque si les odiamos es porque, en parte, nos importan. Las personas que odiamos son imprescindibles en nuestra vida para hacernos crecer y aprender. Y àra hacernos escribir entradas como estas. Que veas que no te escribo por cumplir, que podría hacerlo!!

Gory89 dijo...

Ya no se ni que decirte, escribes también que uno debe reptirse. Simplemente genial!

Marina dijo...

Todos necesitamos un enemigo, un alterego, un ser opuesto a nosotros. Si no exisistiera nadie contrario a ti no podríamos apreciar lo especial que eres.=)

Lara dijo...

¿Quién no ha sentido esto que describes alguna vez?
Muchas veces la gente nos empuja a sentir rechazo por su conducta, sin embargo la diferencia entre ellos y nosotros es que siempre estamos un nivel más arriba, tan solo por el simple hecho de rechazarlos y tenderles la mano.
Mientras ellos viven encerrados en sus mentiras y en sus pasiones, el resto, que es poco, con pena nos damos cuenta de todo.
No nos corroe el odio, sino el rechazo.

Siento escribirte todas estas tonterías, la verdad, no pude actualizar nada y eché en falta visitar este maravilloso rincón.
Te agradezco muchisimo tus comentarios y espero poder seguir visitándote.

Ánimo y suerte :)

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.