jueves, 4 de octubre de 2007

Perdón por el retraso (esto está empezando a ser habitual), pero he sido raptado por los presocráticos y los sofistas por culpa de un examen de filosofía. Después de mis penurias (el apeiron es lo que tiene) estoy aquí otra vez (las malas hierbas nunca mueren). Me he puesto a leer unos blogs y he encontrado un artículo que realmente me ha impactado. Lo encontré en el blog de sexydaisy (lo tenía que poner, lo siento), y me ha parecido muy interesante. Como ella dice, el silencio puede ser bueno o malo, todo depende del contexto. Lo único peligroso de usar el silencio es que tienes que conocer muy bien con quién hablas puesto que puede ser fácilmente malinterpretado. Sólo mucho años de relación dan lugar a una complicidad en la que el silencio pueda convertirse en una palabra más. Sin embargo, tampoco conviene abusar de él, ya que el interlocutor puede llegar a pensar que no sabes de lo que te está hablando, o que simplemente pasas de él. El silencio puede llegar a ser más poderoso que los gritos, pero como todo lo verdaderamente importante en esta vida solo unos cuantos saben apreciar esa música que se escucha cuando nada suena; esa conversación que ningún labio pronuncia; ese amor que sólo los corazones expresan. Gracias a sexydaisy por ese post, y gracias a todos aquellos que callan para dejar que los demás se equivoquen. Un saludo para todos, y hasta pronto.

1 burradas:

sexydaisy dijo...

nada mas cierto mi querido amigo. cuando callamos, somos ignorados. y si callmos a alguna situacion, somos mal entendidos. vivir es complicado, pero ser feliz mucho mas. un abrazo. que pases un lindo fin de semana

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.