lunes, 20 de octubre de 2008

Volvimos a la calma, y ahora volvemos al estrés, al no tener tiempo ni para comernos los mocos, al salir de un examen para caer en un trabajo, y así pasa mi vida. Entre una cosa y otra intento dejar huella en los que me rodean, ya que no sé si algún día dejaré huella en el mundo entero (no os creáis que no lo intento) Aunque me esfuerce en negarlo, me encanta que la gente me aplauda, me dé las gracias por haber dado sentido a su vida. Por eso, los egoísmos son lo que más odio en el mundo; no hay nadie más egoísta que yo, pero trato de controlarme y disimularlo. Un profesor que tengo, argentino, dijo el otro día que los argentinos para suicidarse se suben a su ego y se tiran. Pues bien, me merezco ser argentino. No vengo ahora con racismo ni leches en vinagre, solo digo que necesito saberme especial, alguien que el mundo necesita, alguien que será la salvación de algo, aunque todavía no sé el qué. No sé (me estoy dando cuenta de que no sé muchas cosas) a qué viene esta entrada, pero le acabo de encontrar una utilidad: como no me conoceréis, por favor, abrazad a quien tengáis al lado, tratadlo bien, y adoradlo todo lo que el sentido común os permita. Y como regalo, una canción: Guaranteed, de Eddie Vedder (banda sonora de Into the wild). Por supuesto, recibid todos vosotros también un abrazo.


2 burradas:

Lorien Black dijo...

1º Síi, seguro que Santiago te va a encantar, si vienes me ofrezco para ser tu guía turística xD

2º qué razón tienes, en el fondo todos queremos sentirnos útiles no sólo con los demás, sino también en el mundo,queremos saber que somos necesarios, especiales o como se le quiera llamar.

Pero todos somos egoístas, en cierta manera es algo necesario, mirar por nuestros propios intereses, salvaguardar nuestra vida, crecer como personas siempre implica dedicación a uno mismo, y esto conlleva un grado de egoísmo.

En el fondo siempre trabajamos para uno mismo, y lo que hacemos para ayudar a los demás tambi´ne nos ayuda a nosotros.
No sé si debo decir desgraciadamente, pero no podemos desvicularnos de nosotros mismos para servir al mundo y a quien nos rodea.

Si esa parte egoísta te lleva a hacer el bien, yo no creo que sea tan malo, y aunque no podamos escapar de ella, es mejor conviir pacíficamente que torturarnos.


Siento este rollo, pero me parece muy interesante esto que comentas.

No te sientas mal por sentirte egoísta, porque no es eso, es un modo de supervivencia, en todos los sentidos.

Un saludo muy grande!!

Tatiana dijo...

no eres nada de eso, eres solo alguien muy especial, por eso este mundo te necesita. saludos, querido espero estes bien.

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.