martes, 30 de junio de 2009

Hablaba con un amigo sobre los blogs, sobre cómo nos atan y cómo nos cambian, pero comentamos un asunto de pasada que me parece demasiado importante como para olvidarlo: la realidad. Parece sensato preguntarse qué hay de realidad en los escritos de los locos, que eso son precisamente los blogs. En mi caso, bastante, pero no todo. Me han preguntado miles de veces de dónde saco la inspiración para escribir, y mi respuesta es siempre la misma: de la vida. Sin embargo, el problema surge al escribir, y es que los sentimientos aparecen desbordantes, arrebatadores, totales. Cuando hablo de una mujer, no puedo decir que es guapa, tengo que decir que es la más guapa. Cuando hablo de una mujer, no puedo decir que me gusta, no puedo decir que quiero estar con ella; no. Tengo que afirmar que la quiero, aunque solo me guste. En el blog, creo una realidad a partir de un detalle, de un sentimiento, que igualmente está ahí, pero no tan exhuberante. La realidad está ahí, pero con tacones y peluca, aunque sus ojos siguen brillando igual.

3 burradas:

aqua dijo...

Como tu has dicho escribimos lo que sentimos, y sí, son desbordantes y a veces difíciles de plasmar.
Pero no tienes que decribir las personas o cosas como los demás las ven. Si tu pones que es la más guapa es porque para tí es la más guapa, al menos así es como lo veo yo.

Laura dijo...

Es normal que a través del blog expresemos las cosas de manera más desbordante, porque queremos darle el enfoque que sentimos. Como no podemos expresarlo con el rostro, los gestos, la voz ni la mirada, tenemos que recurrir a efectos escritos para que el lector entienda que es lo que realmente sentimos.

Si dices que una mujer es guapa, a través de una pantalla sentiremos simplemente el vacío de esa palabra, pero si dices que es la más guapa, sentiremos un sentimiento más fuerte, más allá de lo que una pantalla de ordenador nos pueda transmitir.

Yo creo que exageramos las cosas, o las desbordamos, o las llenamos de pasión porque carecemos de otro medio para expresar un sentimiento que en la realidad ya es difícil de comprender,más aún cuando le ocurre a otro.

Pero esta es mi opinión y no sé si es acertada o no. Simplemente yo cuando escribo algo es porque así lo siento, y no lo maquillo porque así ya no estaría expresando mi realidad. Es el problema de sentir todo demasiado.

Gran entrada, para reflexionar y hacer que miremos en nuestro interior. Como siempre, ha sido un gran placer leerte, siempre tan fresco, original e íntimo.

Un gran abrazo.

iván dijo...

"Escritos de los locos"... No sé si calificar así al contenido de los blogs pero lo que sí es cierto es que tendemos a exagerar la realidad. Al fin y al cabo la escritura no es más que un altavoz de la vida. Y a todos nos gusta subir el volumen.
Sin una parte de ficción ni siquiera la novela histórica existiría.

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.