jueves, 19 de febrero de 2009

Hoy iba a escribir sobre algo triste, algún problema que se me cruzara por la cabeza, pero no he podido. Con este sol debería ser un delito ponerse triste. He escrito igual veinte líneas, y las acabo de borrar. No me gustaban, no era yo. A decir verdad, tenía en la cabeza lo que me dirían al día siguiente, cuando me encontrara con los que habitualmente leen este blog. Por favor, si tenéis un blog y queréis escribir sobre vosotros mismos, no se lo digáis a quienes veis a menudo. Gusta que te digan que escriben bien, que tienes un trasfondo oculto, pero solo gusta al principio. Pronto empiezas a escribir condicionado por tus lectores, solo que en este caso los lectores son de carne y hueso, y los ves cada día. No sé si los periodistas o escritores sentirán algo parecido con sus escritos. Quizás esto es aprender día tras día. Yo pienso que es venderse, prostituirse. Yo empecé a escribir con 6 o 7 años, creaba historias para sentirme mejor. No volvía a escribir hasta los 16, cuando emborronaba papel con los típicos comecocos de los adolescentes, solo que entonces ya había leído mucho, y empecé a escribir algo menos visceral y más elaborado. Poco después comencé a escribir relatos que ganaron los premios literarios del instituto, y era feliz. Miraba los escritos de mis 16 años y me ponía colorado, todo era arrebatador, extremo, total. Amor o muerte. Ha pasado el tiempo, tengo un blog y ahora encuentro auténticos esos poemillas, y trato de convencerme de que lo demás no es falso. No puedo leer poesía, porque me parece falsa. No puedo escuchar baladas, porque me parecen falsas. ¿Y qué coño es lo verdadero, lo que solo puedo leer yo? ¿Eso es el arte? No, eso es desahogo, y es algo diferente del arte. Ambos son emociones en estado puro, pero el arte es transmitir esas sensaciones, y el desahogo es escribirlas y tirarlas por el retrete. O al menos eso es lo que quiero pensar. Por mi bien. Un abrazo

7 burradas:

Luuu dijo...

Camdem! No te avergüences de lo que escribes ni te sientas limitado por lo que puedan pensar los demás sobre ti y tus sentimientos! Escribir exactamente lo que crees, aunque te haga sonrojar, te hace más persona. No rechaces a tu literatura y tus sensaciones por cómo te miren los demás. Es cierto que habremos de acostumbrarnos a críticas y miradas asesinas por decir lo que ronda por nuestra mente, te habla una con experiencia, y lo sabes. Pero no debes dejarte intimidar! Yo te entiendo y te animo! Un besazo!

Tatiana dijo...

Querido, primero dejame decirte me fascina como escribes, eres uno de los mas autenticos bloggers que he tenido el placer de leer. Sabes constantemente oigo a la gente rogar por encontrar la verdadera felicidad. Creo firmemente que la felicidad esta en uno mismo y que buscarla es una perdida de tiempo. hay momentos en la vida en que todo parece vano e irreal, esos son los momentos en que necesitas tomar un tiempo y pensar en la gente que te quiere y de poner tu corazon y tu cabeza de acuerdo. Recuerda que existimos porque hay personas que piensan en nosotros, el dia que nadie nos quiera ni piense en uno entonces dejaremos de existir. yo escribia poemas a los 15 años, tengo una libreta repleta a la que le dibujaba maripositas y todo eso, a veces los leo y no veo reflejado en ellos la persona que soy ahora, es la ley de la vida, hay que rodar, seguir, evolucionar, los sueños y las ilusiones deben cambiar con el tiempo. Nada que tenga la habilidad de moverse y respire se queda estancado y si perdemos el tiempo en reparar todas las cosas que los demas piensan estariamos perdiendo un tiempo precioso. Vivir es complicado vivir, cuando morirte ya no te preocupa, ni te asusta en ese momento de la vida, uno adquiere mayor habilidad para vivir. Si, morir es nada, vivir es algo que ocurre sin presión, sin apuro, sin perder detalles. Desear morir, puede convertirse en un buen principio para vivir vivo. Es bueno desahogarse y gritar lo que sientes, nadie puede luchar solo. A los demas les preocupa que triunfemos, pues egoistamente piensan que solo ellos merecen el triunfo.
ps: me gusta este cambio, es refrescante! un beso.

Anónimo dijo...

es normal que te canse que todos te digan que buen trabajo as hecho, y me parece muy bien que escribas para ti y no para los demas.es la manera de crear nuevos pensamientos e ideas, es como se inspira a la gente, y por eso te seguiran, aunque tu sigas tu camino la gente te seguira, por mucho que tu seas totalmente independiente de ellos, te seguiran. esos escritores, y artistas de todo tipo son los que a la gente le gusta, a la que sigue. los que escriben para los demas no tienen tanto merito porque son como la ropa, van por modas.
y a mi ver el arte es lo que quiera ver cada uno en ese cuadro o libro o escultura, no lo que el autor me diga, aunque en muchos casos se coincide con el.

camdem dijo...

Vaya, gracias por vuestro apoyo, os debo mucho. Sin embargo, he de decir que no me gustan los anónimos, aunque sea un pseudónimo pero por favor deja algún rasgo que te identifique. Un abrazo, y gracias

Mermeladademoras dijo...

Hay que escribir siempre para uno mismo y despues valorar si lo que has escrito puede ser leido por los demas, hay cosas que es mejor guardarse para uno. De todas maneras el arte no esta en las cosas sino en los ojos del que lo observa, lo que para ti puede ser un desahogo para otros es una obra de arte compuesta de palabras. Al fin y al cabo si hay cuadros con cuatro puntos que son considerados arte, con mas motivo lo es una palabra como: recuerdo, mariposa, o amor...
Un beso.

Mermeladademoras dijo...

por cierto no me van los acentos en el ordenador...

Gory89 dijo...

Oooo Camdem!! pero cada vez escribes mejor!!! A ver si me das unas clases!!! Un abrazo!

 

Copyright 2010 Archivo de las pequeñas cosas.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.